Nuevos medios de pago móvil: la carrera ha comenzado



Que el teléfono móvil es una herramienta o complemento casi imprescindible en nuestras vidas no es ninguna novedad. Lo que es sorprendente es el rápido crecimiento y penetración de los smartphones en España. Numerosos estudios señalan que alrededor del 63% de usuarios de móvil en España tiene un teléfono inteligente y de ellos, el 43% se conectan diariamente a internet desde su dispositivo móvil, una cifra que ha crecido un 210% en un año. (1) España se ha convertido en el primer país europeo en el ranking de penetración de smartphones, con un total de 19 millones de dispositivos inteligentes, según las conclusiones del encuentro sobre “Futuros y retos del universo digital móvil en la empresa”, organizado por Conferencias y Formación de Unidad Editorial.

Los datos del mobile commerce (m-commerce) también hacen ver el alto crecimiento y desarrollo de Internet móvil. Según datos ofrecidos por Google, en 2012 en España el 15% de las búsquedas que se hicieron en el buscador, se hicieron desde terminales móviles. En 2011, España se posicionó como tercer país europeo en número de transacciones y compras desde dispositivos móvil (23% del total), por delante de Alemania y Francia, según datos de Google.

Todos estos datos hacen ver que, efectivamente, la compra mediante el teléfono móvil es ya una realidad. El Internet móvil se está posicionando como canal de compra preferente entre los consumidores europeos. De ahí que empresas tecnológicas, operadoras de telefonía y entidades bancarias estén adaptándose a este cambio y desarrollando nuevas aplicaciones y funcionalidades que potencian el uso de los smartphones y del m-commerce.

Entre las últimas novedades tecnológicas, desde hace unos años se están desarrollando numerosos proyectos piloto y diferentes sistemas de pago mediante teléfono móvil, una tendencia en auge de la que todos quieren formar parte. Estos sistemas de pago mediante teléfono móvil aún están lejos de un uso cotidiano, pero la carrera ha comenzado. ¿Los participantes?, grandes compañías como Apple, Google o Microsoft, bancos, compañías de tarjetas de crédito, empresas de telecomunicaciones, fabricantes de teléfonos y operadoras de telefonía, quienes se han lanzado a la carrera por desarrollar aplicaciones y soluciones tecnológicas que permitan gestionar de forma segura los pagos a través de dispositivos móviles.


LA TECNOLOGÍA

- Existen aplicaciones basadas en la tecnología NFC (Near Field Communications), que permiten realizar compras únicamente acercando el móvil al terminal del punto de venta (datáfono). Esta tecnología constituye un sistema de pago sin contacto (contacless).   Es el caso de Google Wallet.

- Lectores de tarjetas para smartphones. Estos lectores permiten utilizar el teléfono móvil como lector de tarjetas portátil. Es el caso de Square, PayPal Here o Izette.

- Códigos de barras o QR. Este tipo de aplicaciones generan un código QR con los datos encriptados de la transacción de manera segura, el comerciante o destinatario recibe el código QR y lo descifra mediante un lector de este tipo de códigos para poder realizar el pago o cobro. Es el caso de PayPal o KuaPay.

Además de la existencia de estas aplicaciones, de otras como Momo Pocket, SumUp o Passbook, y de otras que están por venir (las operadoras de telefonía Movistar, Orange y Vodafone tienen previsto lanzar sus propias aplicaciones de pago mediante móvil este verano), las entidades financieras han llegado a acuerdos con operadoras de telefonía para desarrollar sistemas de pago mediante móvil y diferentes proyectos piloto (Visa y Samsung; Telefónica y La Caixa; CaixaBank y Sony; Orange y Mastercard).

Como se observa existen infinidad de propuestas para todos los gustos y necesidades, unas más originales o innovadoras que otras. Pero básicamente todas necesitan dos cosas: contar con una aplicación que funcione como monedero y que permita replicar virtualmente la tarjeta de crédito de forma 100% segura, y que los comerciantes dispongan en sus tiendas de datafonos capaces de “leer” o captar estas aplicaciones, bien mediante tecnologías NFC o Códigos QR.

Ante esta situación, la Federación de Empresarios de Comercio de Burgos, apoyada en el Centro de Innovación Comercial i3com, viendo la potencialidad de estas aplicaciones, ha desarrollado la plataforma de m-commerce “i+com”, con la que acercar a los comercios burgaleses las nuevas tecnologías para adaptarse a los importantes cambios y hacer que este sector sea más competitivo. La plataforma i+com utiliza la tecnología de los códigos QR y permite, además del pago con móvil, realizar búsquedas geolocalizadas y desarrollar programas de fidelización mediante promociones continuas y acumulación de saldo (puntos), que brindará a los comerciantes la posibilidad de obtener mayor visibilidad de sus negocios y atraer nuevos consumidores más acostumbrados al uso de estas tecnologías.


VENTAJAS Y DESVENTAJAS

No cabe duda que los sistemas de pago con  móvil abren una nueva serie de posibilidades que dan solución a problemas como la inseguridad de los e-consumers al insertar sus datos bancarios en Internet. Estas tecnologías además ofrecen a los consumidores  la posibilidad de realizar micropagos y les brindan una experiencia fácil, cómoda y rápida de uso.

Sin embargo no todo son ventajas. Existen algunas cuestiones todavía por resolver: seguridad de la transacción, protección legal del consumidor; ausencia de estándares; equipamiento tecnológico que necesitan los comercios que quieran aplicar estas tecnologías o los niveles de aceptación y penetración. Las operadoras de telefonía, coinciden en señalar que se necesita una masa crítica del 30% (usuarios y comerciantes) que empleen este tipo de sistemas para que las tecnologías de pago mediante teléfono móvil funcionen.


TENDENCIA

En un momento como el actual en el que los consumidores están “siempre conectados”, las continuas innovaciones tecnológicas en el desarrollo de sistemas de pago con móviles, afectarán, en mayor o menor medida y en un periodo de tiempo todavía por determinar, en los hábitos de consumo, formas de pago, en la mentalidad y concepción que se tiene del dinero en efectivo e incluso en el propio sistema bancario.

En cuanto a la tecnología, existe una tendencia creciente al diseño de los denominados mMsites, esto es, páginas web diseñadas específicamente para dispositivos móviles y tabletas. Desarrollo de servicios de geolocalización acompañados por el fenómeno cuponing, ofertas personalizadas a los clientes potenciales que se ubiquen en las cercanías del establecimiento, y a la implementación de tecnologías y aplicaciones que permitan utilizar el móvil como monedero electrónico permitiendo el pago en establecimientos con el propio terminal.

En base a todas las predicciones, los expertos coinciden en señalar que, finalmente el 2020 será el año en el que se espera que el pago mediante móvil sea ya una acción cotidiana.


 (1) Informe anual de “La Sociedad de la Información en España 2012”

 



Avda. de Castilla y León, 22
c.c. Camino de la Plata
09006 Burgos
Tel. 947 237 699
i3COM Centro de Investigación, Innovación e Información Comercial